El fujimorismo no ha cambiado, más bien se ha recompuesto (ciertamente, el gobierno se lo ha facilitado). Y por ello se va a dedicar a poner obstáculos permanentemente al gobierno. El objetivo es llevárselo de encuentro.