Lo peor que le puede pasar al país en términos económicos, políticos y sociales es que el gobierno se debilite y caiga en la inoperancia absoluta. Hay tres aspectos fundamentales que debemos defender como sociedad que pretende ser moderna y republicana: el enfoque de género, la lucha anticorrupción y la reforma política. Curiosamente son los tres aspectos que más resienten a un núcleo ultraconservador, como el que se ha expresado este miércoles en un manifiesto. El gobierno está -en ese sentido- en la ruta correcta.