El fujimorismo sigue blindando a Edwin Donayre, sentenciado a prisión por corrupción y cuyo levantamiento de inmunidad ha sido solicitado por el Poder Judicial para activar la sentencia. Fuerza Popular protege a sus amigos, tal como hizo con el excongresista Benicio Ríos. Sería bueno que la reforma política que trabaja la Comisión de Alto Nivel plantee alguna posibilidad de renovación por tercios o revocatoria de algunos parlamentarios. No es posible que la ciudadanía indignada sea representada por un Congreso que blinda a sus amigos.