Señor presidente, su desaprobación ha aumentado y probablemente se siga deteriorando, pero le quedan tres años de gobierno y tiene chance de emprender por lo menos una decisión política o económica significativa. Usted no tiene base social, pero si deja la inercia y hace una reforma podría hacer la diferencia en su gestión presidencial.